Escuchar en línea
 
 
QR Code
 

La presidenta Tsai expresa que no es autoritaria, pero se mantiene firme ante las reformas necesarias

2017-05-19
  • Foto: CNA

    Foto: CNA

    La presidenta Tsai Ing-wen

La presidenta Tsai Ing-wen recibió hoy día 19 por la mañana a un grupo de medios de comunicación extranjero que ofrecen información en chino, a un día de cumplir su primer año de mandato. En su discurso la presidenta expresó que las diferentes encuestas sobre sus funciones han mostrado resultados desalentadores en comparación con los inicios del mandato, pero aclaró que ningún presidente del pasado se ha animado a llevar a cabo cambios ni reformas en el primer periodo ni mucho menos en el primer año de gestión, ya que justamente no favorecen a los sondeos. Asimismo la mandataria resaltó que desde el primer momento de asumir el cargo como presidenta ha tomado la decisión de hacer bien su trabajo y resolver cuestiones que ningún gobierno anterior se ha animado a resolver; ya que el período de cada presidente es limitado y ella opina que se deben hacer todas las reformas necesarias por el bien del país, sin temor a lo que puedan pensar o hablar los demás.  

 

Por otra parte, la presidenta Tsai expresó que muchos sectores esperan que las reformas puedan ser concluidas inmediatamente, pero recordó a toda la ciudadanía que estos cambios son realizados por un grupo de gente y que todo el pais deben avanzar juntos, y que no es cuestión de solo un grupo de gente con el Gobierno, dejando atrás a muchos. Tsai enfatizó que ella no es autoritaria, pero se mantiene firme ante las reformas necesarias. Así lo decía la mandataria: “Yo sé que muchos desean que las reformas sean completadas pronto, pero este es un país democrático y Taiwán no puede regresar a los tiempos autoritarios. ¿Cómo podríamos abrazar a la democracia si no soportamos las peleas? No soy un personaje político autoritario, sino un líder con firmes ideas de reformas bajo un país democrático, y lo que estamos haciendo, son reformas que presidentes anteriores quisieron hacer y no pudieron ejecutarlas”.

 

Por último, en relación a un desarrollo pacífico en la región y a los temas del Estrecho, la presidenta ha prometido “mantener la situación actual” y será firme. Invitó a los líderes del gobierno de Pekín a interpretar los resultados de las elecciones del año pasado y a tratar juntos los asuntos del Estrecho. Así lo decía Tsai: “Espero que el líder del otro lado del Estrecho pueda interpretar de forma correcta los resultados de las elecciones del año pasado. Taiwán ha tratado de mostrar sus buenas intenciones durante este tiempo. Hay que dejar pasar las encuestas viejas, ya que hay nuevas preguntas en las nuevas. La nueva tarea es cómo ambos gobiernos del Estrecho deben hacer para conservar juntos esta paz y prosperidad”.

 

La mandataria también mencionó los avances en las relaciones con EE. UU., Japón y algunos países de Europa, y sus dos viajes oficiales a Centro y Sudamérica para hacer más fuerte las relaciones con los países aliados de la isla. Así como destacó que la Nueva Política hacia el Sur implementada hace un año ha permitido un crecimiento importante de visitantes provenientes del Sudeste Asiático.

 

RTI